Por Rodrigo González Braojos

Hola, soy Rodrigo González Braojos.

Coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, quisiera felicitarles y unirme a todas y cada una de las reivindicaciones que desde los diferentes ámbitos de la vida social, política y familiar realizan en este día.

En primero lugar quiero poner en el punto de mira a todas aquellas amigas que tienen parálisis cerebral, que buscan un sitio en la sociedad, que quieren ser madres, escritoras, psicólogas, trabajadoras sociales. Que pelean por conseguir una oportunidad laboral, que tienen que luchar contra la imagen infantilizada que se tiene de ellas y que quieren alzar su voz. Amigas como estas:

 

 

A continuación, quiero denunciar la violencia de género, que sufren muchas mujeres y especialmente las que tienen una discapacidad, espero que esto termine ya.

Las mujeres con diversidad funcional, sufren doble discriminación, por ser mujer y por su discapacidad y tienen más barreras para acceder al mercado laboral y a otras muchas actividades en la vida.

Por otro lado, rendir un particular homenaje a todas las madres que cuidan diariamente de sus hijos con parálisis cerebral, desde su nacimiento, renunciando a veces a sus trabajos. Eso hace que seamos el centro de su vida, por lo que todo gira alrededor nuestro, luchan con todas sus fuerzas para sacarnos adelante, y defender nuestros derechos, ellas son nuestras “fisioterapeutas” “profesoras”, “conductoras” y tantas otras profesiones. Todo lo que conseguimos lo hacemos gracias a su colaboración.

Nos ayudan a superarnos a nosotros mismos, transmiten su alegría  y cariño. Por todo ello siento una profunda admiración hacia todas ellas.  Pero no es todo trabajo, también  hay momentos  para la diversión  disfrutamos juntos del ocio: Celebraciones, Viajes eventos., etc. Pasamos tantas horas juntas que se genera un vínculo muy especial entre madre e hijo. Nos comunicamos con una sola mirada. Creo que todas ellas también son unas “TITANICAS”

Espero que llegue el día en el que esta fecha quede en el recuerdo, y la  igualdad y equidad sean reales, mientras tanto seguiré reivindicando el feminismo.

Un abrazo para todas.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.