Por Elena Arranz

Un nuevo año comienza, 365 nuevos días para escribir un nuevo diario, para aprovechar las oportunidades que te brinda cada uno de esos días y para descubrir que nadie más va a vivir tu vida, salvo tú.

Empezamos muy felices, concienciados y con muchas energías para cumplir todos los propósitos que apuntamos, pero… ¿cuántos de esos propósitos llegamos a realizar?

El ser humano está continuamente buscando metas y proyectos que le hagan crecer como persona. Cuando el año está a punto de acabarse, nuestra cabeza se llena aún más de propósitos que nos gustaría realizar en los meses venideros. Sin embargo, según pasan las semanas, perdemos fuerza y energía, trascurriendo un año tras otro sin que estos se cumplan.

Dando respuesta a mi propia reflexión inicial, por mi parte me daría por satisfecha si algunos de ellos se comienzan a divisar.

Nuevos retos

Teniendo en cuenta que me considero una persona activa y dispuesta a afrontar nuevos retos, lo he acogido como una oportunidad para poder aportar mi grano de arena a este interesante proyecto y trabajar en equipo, lo que, desde mi punto de vista, es un aspecto muy enriquecedor.

Creo que todas las personas tenemos varios deseos que nos gustaría alcanzar. En mi caso, uno de vital importancia seria poder continuar estando rodeada de mis seres queridos llenos de salud. Quizá parezca un deseo obvio, pero en la época que vivimos de “caos humano” sólo me sale dar gracias por lo afortunada que me siento. Aspiro a seguir contribuyendo para que los demás puedan ser un poco más felices.

Es bien sabido que muchas personas con algún tipo de discapacidad asisten a diversas actividades de ocio realizadas por distintas asociaciones o fundaciones. Aunque resulta complicado que se cumpla, tras numerosos años intentándolo, me encantaría ser yo la que vaya a una entidad para acompañar anímicamente a aquellas personas que lo necesiten. A lo mejor el 2018 sea el año que lo logre!

Hablando con Elena, la persona responsable desde ASPACE Madrid de este proyecto, nos ha comentado que Patricia, Gema, Paloma y yo misma hemos sido un gran descubrimiento para ASPACE Madrid. Porque “gracias a vuestra capacidad de superación, a vuestras ganas de aprender y a la ilusión que habéis depositado en este proyecto, “Contigo somos capaces” se ha convertido en una herramienta esencial para nosotros”.

Deseos para el 2018

Por eso, cada una de las personas que participa en este blog tiene un deseo para el 2018. Para Patricia el 2017 ha sido un año especial por la preciosa experiencia que ha supuesto para ella trabajar en este blog porque así puede enseñarle a nuestros suscriptores que “desde una silla de ruedas se pueden hacer muchas cosas”.

Paloma por su parte pide salud para el 2018 y que pueda escribir muchos artículos nuevos, tanto en este blog, como en el que tiene personalmente.

Gema cree que “este proyecto permite que las personas que no tienen ninguna diversidad funcional conozcan a gente que si la tenemos y me gustaría que en 2018 las personas que no tiene problemas de discapacidad traten con normalidad a las personas que si la tienen”.

Y yo simplemente solo deseo seguir aprendiendo, creciendo y aportando.

!Por un Feliz 2018 para todos!

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.