Por Cristina Martín

¡Buenas!

Hoy vamos a seguir hablando de algo que ya comentamos en mi entrada del especial #DaleLaVuelta, pero creo que es importante seguir desarrollando: la accesibilidad en el transporte público en especial en el metro de Madrid.

Creo que el metro es una herramienta fundamental en el desarrollo de la vida independiente de las personas con parálisis cerebral que, como yo, no se ven capaces (o no quieren) conducir por mucho que existan coches adaptados. Cuenta con facilidades que aunque tienen algunos fallos (que ahora comentaremos) tratan de garantizar la accesibilidad.

Como recordaréis la ley 10/2014, del 3 de diciembre establece la “accesibilidad universal” como la condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, así como los objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos, para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad y comodidad y de la manera más autónoma y natural posible.

Por este motivo el Metro de Madrid comenzó en 2016 su Plan de ACCESIBILIDAD e INCLUSIÓN de Metro de Madrid 2016-2020 mediante la renovación de sus instalaciones. Concretamente se compromete a lograr que un 73% de sus estaciones sean accesibles frente al 63% actual. En este enlace podéis consultar el documento completo que detalla en qué medida y momento van a producirse los cambios. Será un proceso progresivo que se espera que finalice en 2020 (enlace: https://www.metromadrid.es/sites/default/files/documentos/Portal%20de%20transparencia/Informaci%C3%B3n%20institucional/Planes%20y%20programas/Plan%20de%20Accesibilidad%20e%20Inclusi%C3%B3n%20de%20Metro%20de%20Madrid%202016%20%E2%80%93%202020.pdf)

¿Cuáles son estas instalaciones y cómo podríamos mejorarlas?

  • Red de ascensores: La red de Metro de Madrid cuenta con 511 ascensores, lo que supone que el 62,70% de las estaciones de la Red de Metro de Madrid cuenten con este tipo de instalaciones. (cita) Según la propuesta del Plan se espera que tras las obras la red de metro cuente con 530 ascensores. En este enlace (https://www.metromadrid.es/es/accesibilidad#panel1) se puede consultar la lista actual de estaciones accesibles y para comprobar la accesibilidad de las conexiones entre estaciones, podemos consultar este mapa (enlace: https://www.planometromadrid.org/mapas-metro/plano-metro-madrid-accesible-2019.pdf)
  • Personalmente espero que se mejoren de forma prioritaria los trasbordos y conexiones entre líneas. También es importante que se reduzca la frecuencia de averías en los ascensores o al menos que las reparaciones se produzcan de forma rápida. Para nosotros una avería significa no poder realizar actividades de la vida diaria o en el peor de los casos quedarnos encerrados en una estación. El personal de Metro recomienda llamar a la estación antes de realizar el viaje, correspondiente para verificar el estado de los ascensores aunque esto no nos garantiza al 100% que funcionen en el momento de usarlos. Sería mucho mejor incluir avisos de este tipo en aplicaciones como Moovit que permitan además reclamar su reparación.
  • Espacio reservado: Todos los metros cuentan con un espacio libre de asientos al principio y al final de cada tren reservado a personas con discapacidad. En momentos de hora punta y con los trenes llenos, es cierto que es complicado encontrar sitio incluso en este espacio, pero tenemos derecho a reclamarlo.
  • Tornos más anchos: Algunas estaciones cuentan con un torno más ancho que el estándar que permite el paso de una silla de ruedas. Si no es el caso, siempre nos queda pedir que nos abran la puerta de cristal de emergencia sirviéndonos del sistema de interfonos del metro a través del botón amarillo que encontraremos junto a los tornos. Funciona bastante bien, pero sólo en un sentido (normalmente el de entrada), si tenemos que atravesar la puerta después de coger el ascensor para entrar a la estación sólo podemos depender de que alguien atraviese los tornos y llame porque el botón de llamada se encuentra al otro lado. Para transitar de forma independiente necesitamos un interfono a ambos lados de los tornos.

Como podréis ver en el Plan hay muchas más medidas que se quieren implantar o mejorar (como una mayor señalización en braille) pero yo he querido centrarme en las que uso, para poder aportar mi opinión.

Porque ¿quién mejor que las personas con diversidad funcional para valorar la accesibilidad?

Con esta idea ASPACE Madrid ha puesto en marcha el proyecto de empleo con apoyo #Urbanitas. Este proyecto supone la contratación de 4 personas con parálisis cerebral y discapacidades afines para realizar la observación de barreras que impiden la accesibilidad a personas con discapacidad en 10 municipios de la Comunidad de Madrid. Sus funciones son principalmente dos:

  • Observar y registrar qué elementos de accesibilidad deben mejorarse, en los transportes públicos (concretamente en los intercambiadores) de la Comunidad de Madrid, así como la accesibilidad en los edificios de uso público (Centros de Servicios Sociales)
  • Enviar informes-denuncia al CERMI Madrid y al órgano o empresa competente si detectasen alguna incidencia.

El objetivo de está recogida de información es elaborar un informe de valoración de la accesibilidad, que entregarán a la administración pública, para colaborar en el cumplimiento de la Ley 8/1993, de 22 de junio, de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas.

Porque no hay nadie con más criterio para valorar las medidas de accesibilidad (o su ausencia) que los propios usuarios. Por eso, no quería terminar sin felicitar a mis compañeros de Urbanitas por su labor, deseando que el proyecto pueda continuar en el tiempo y puedan analizar la accesibilidad en más ámbitos.

Puede que también te guste

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.