EN PRIMERA PERSONA

«Las personas con parálisis cerebral somos las que peor inclusión laboral tenemos porque requerimos más adaptaciones»

Por ASPACE Madrid

Arrancamos una nueva categoría en el blog para hablar de las personas con parálisis cerebral en primera persona.

A través de entrevistas sobre los temas que les preocupan, conoceremos mejor a nuestros colaboradores y colaboradoras, amigos, amigas o invitados e invitadas con una opinión que mostrar: LA SUYA. Y nos acercaremos más a una realidad, que está ahí, que pide una solución y que quiere encontrar su sitio…¿nos acompañáis?

En esta ocasión, inaugura nuestra nueva sección Cristina Martín, compañera, primero en el blog, después tuvimos la suerte de «ficharla» en ASPACE Madrid, pero sobre todo amiga. Psicóloga, escritora y mujer todoterreno. De voz pausada, pero firme, con una gran pluma y mejor corazón. Una mujer de esas que tienen «ángel», que transmite paz y serenidad a partes iguales y con un potencial increíble, tan sólo necesita un altavoz para aumentar su radio de acción.

Hola Cris, me gustaría hablar contigo sobre uno de los grandes temas que más os preocupan a los jóvenes, el empleo, la búsqueda de ese primer trabajo…

¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional hasta el día de hoy?

ASPACE Madrid es mi primera experiencia laboral como tal. Hasta entonces mi trayectoria se ha compuesto de prácticas universitarias no remuneradas de varios tipos a lo largo de toda la carrera académica, primero interviniendo con niños, colaborando en investigación, investigando y la más duradera: interviniendo como terapeuta en una unidad clínica para victimas.

¿Qué tipo de apoyos necesitas para desarrollar tu trabajo?

Teletrabajando realmente no necesito mucho. Mi ordenador no tiene adaptaciones puedo utilizarlo de forma autónoma sin apoyos.

Suelo conectar el altavoz del teléfono porque a veces me cuesta sujetarlo mientras hablo. Cuando tengo que reunirme y desplazarme fuera de casa si necesito asistencia personal. Si trabajara en oficina también lo necesitaría para ir al baño, calentar la comida… En casa cuento con el mismo apoyo pero lo realiza un familiar y es más fácil de compaginar con mis necesidades de fisioterapia por ejemplo

¿Cuál crees que es el mayor problema a la hora de encontrar un empleo?

Mi mayor dificultad antes de llegar a ASPACE MADRID era encontrar espacios laborales accesibles. En más de una ocasión ni siquiera pude acceder a entrevista por culpa de las barreras arquitectónicas. Antes de la pandemia nadie me planteó la opción del teletrabajo

¿Crees que tienes las mismas oportunidades que cualquier persona a la hora de optar a un puesto de trabajo?

En absoluto. Creo que las personas con parálisis cerebral somos las que peor inclusión laboral tenemos porque requerimos más adaptaciones o apoyos y esfuerzo económico (por ejemplo para ofrecer asistencia laboral o personal) por parte de las empresas que otras personas con discapacidad.

¿Por qué crees que las empresas no apuestan más por las personas con discapacidad?

No estoy segura de que haya un “factor decisivo” creo que intervienen muchas cosas. La más importante es la falta de sensibilización de las empresas sobre nuestro valor como trabajadores, su desconocimiento sobre la discapacidad como tal. Estoy segura de que muchos ni siquiera se plantean que tener una discapacidad sea compatible con incorporarse al mundo laboral.

Otro aspecto importante es que el sistema de ayudas a la contratación incentiva casi de la misma manera la contratación de una persona con el grado más leve de discapacidad que a una con grandes necesidades de apoyo, sobre todo si hablamos de nuestro colectivo que es lo que muchas veces afecta a nuestro colectivo.

También como he comentado antes la falta de accesibilidad tanto de edificios como de transporte público.

¿Qué ha supuesto para ti que una entidad como ASPACE Madrid te haya dado esta oportunidad laboral?

Como he dicho es mi primer trabajo remunerado y el primer espacio en el que siento que mi punto de vista como mujer con parálisis cerebral importa y puede cambiar las cosas. Hasta ahora mi condición solo era algo a lo que mi entorno y mis compañeros tenían que adaptarse. En ASPACE estoy aprendiendo a verla como una ventaja algo que puede ayudar a los demás. Además, el horario es flexible y me permite compaginar el trabajo con las necesidades propias de la discapacidad y el ambiente de trabajo es muy bueno. Aunque estemos trabajando cada uno en su casa, me siento como una más del equipo desde el primer día.

¿Dónde te gustaría estar, laboralmente hablando, dentro de 5 años?

En estos tiempos tan inciertos la verdad es que cuesta imaginarlo. Sea dónde sea espero poder seguir trabajando ayudando a los demás y si puede ser ayudando a personas con discapacidad mucho mejor. Para entonces me gustaría tener asistencia personal fuera de la familia y poder plantearme vivir sola

Si tuvieras que ‘venderte’ ¿Qué le dirías a un director de recursos humanos para que te contratara?

Que merece la pena confiar en mi punto de vista como mujer con parálisis cerebral. Mi formación como psicóloga junto a mi experiencia personal son una combinación por la que merece la pena apostar, sobre todo si el puesto trata de trabajar con otras personas con discapacidad

 

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.