Por Kenjy Alcas

Ahora que estoy inmerso en la búsqueda activa de empleo me doy cuenta de las dificultades con las que nos encontramos las personas con parálisis cerebral tanto para acceder a un puesto de trabajo, como para conseguir una entrevista presencial.

En la actualidad hay muy pocas empresas, organismos o entidades que, quizás por desconocimiento, tanto de la discapacidad en sí, como de las ayudas y beneficios fiscales y tributarios o de las adaptaciones necesarias del puesto de trabajo dudan en contar en sus plantillas con personas con parálisis cerebral.

Baja tasa de empleabilidad

Según un informe publicado por el Movimiento ASPACE, el 88% de personas que cuentan con más de un 75% de grado de discapacidad se encuentran inactivas. La Fundación Addeco en un estudio publicado recientemente asegura que el 68% de los jóvenes con discapacidad está en paro y 6 de cada 10 es de larga duración.

En el caso de las personas con parálisis cerebral y grandes necesidades de apoyo, el 75% de la población con esta discapacidad en España, la empleabilidad se situaría en un 11,5%, tal y como señala Confederación ASPACE.

Yo me pregunto, ¿la inclusión laboral es real o simplemente es una acción interesada para «vender» una imagen de empresa socialmente responsable?

Las personas con parálisis cerebral también tienen derechos laborales y poder ejercer una profesión que genere independencia es un derecho inalienable. Pero a pesar de que las empresas están obligadas a contar con un 2% de personas con discapacidad en su plantilla, y a adaptar el puesto de trabajo, la mayoría de ellas no están muy sensibilizadas con este colectivo.

Por ejemplo, en el caso de una persona que tiene parálisis cerebral con problemas en la comunicación oral, una entrevista telefónica puede suponer un problema si no se cuenta con los recursos necesarios. Y lo mismo ocurre con las personas que tienen limitaciones físicas, muchas empresas carecen de edificios accesibles, cocinas o comedores adaptados o baños para personas con discapacidad.

Apuesta por trabajadores y trabajadoras con parálisis cerebral

Para luchar contra esta desinformación,  las entidades socias de Confederación ASPACE han puesto a disposición de las empresas una guía para despejar cualquier duda a la hora de apostar por darle una oportunidad a una persona con parálisis cerebral. También encontrarás recomendaciones para apoyar y acoger a trabajadores y trabajadoras con esta discapacidad.

Cada persona con parálisis cerebral es diferente. No podemos homogeneizar esta discapacidad pero si que podemos darte algunas apreciaciones sobre ella. El 75% presentar disartria, que es la pérdida o incapacidad de articular palabras, si bien muchas de ellas utilizan Sistemas Aumentativos o Alternativos de comunicación. El 90% tiene más de una discapacidad asociada, por eso decimos que la parálisis cerebral es una pluridiscapacidad, pero esto no implica que acuda al especialista o caiga más veces enfermo que cualquier otra persona. Y la gran mayoría presenta problemas en el tono muscular lo que se traduce en rigidez de los músculos y dificultad de movimiento, por eso es conveniente evitar el estrés y favorecer un clima de trabajo más sosegado.

A pesar de esto, las personas con parálisis cerebral podemos y queremos aportar nuestros conocimientos para acceder a un empleo, y de esta manera poder vivir nuestra vida de una manera más independiente

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.