A MI MANERA EN PRIMERA PERSONA

Boccia: el deporte paralímpico más desconocido que se practica en 50 países del mundo

Por Javier Martínez

Una bola blanca, seis bolas rojas y seis azules, es el material que necesitas para comenzar la partida. Además de ganas, entrenamiento, habilidad y aprender a ser un buen estratega.

La Boccia, se practica de forma individual, por parejas o equipos, sobre una pista rectangular en la que los jugadores tratan de lanzar sus bolas lo más cerca posible de la pelota blanca que sirve de objetivo, a la vez que intentan alejar las de sus rivales, en un ejercicio continuo de tensión y precisión.

Es un deporte paralímpico desde 1984, se practica en 50 países y los deportistas que lo practican tienen parálisis cerebral, lesión cerebral o discapacidad física severa.

Y ¿Quién gana?, pues aquel cuya bola termine más cerca de la blanca. Además, recibirá un punto extra por cada bola adicional que haya conseguido acercar a la blanca por delante de la primera del contrario.

¡Ay si hubiera sabido esto el primer que fui a ver una competición! Y no con la idea de que era una modalidad aburrida y que además con mi parálisis cerebral y mi espasticidad no podía practicarla. Sin embargo, cuando entré en el pabellón de Tres Cantos con mi familia me di cuenta que las creencias que tenia sobre esta modalidad y sobre el deporte en general eran completamente falsas, y que todo lo que tenía era miedo a conocer algo nuevo

Gracias a la Boccia he visto como, poco a poco, ganaba confianza en mí mismo. El deporte me ha ayudado mucho a proponerme objetivos y metas, y a superarlos. Además, gracias a él, ahora sé comunicarme y relacionarme mucho mejor y me ha permitido conocer a muchas personas, dentro y fuera de mi país, que me han ayudado a crecer como persona. Actualmente acudo a la Escuela de Boccia Fundación Ana Valdivia.

Por otro lado, el deporte implica mucho esfuerzo y dedicación. Mentalmente es un reto, y necesitas mucha capacidad de concentración. Relacionado con esto último, la Boccia me ha servido para proponerme y cumplir objetivos personales y profesionales.

Gracias sobre todo a mi entrenador y a mi psicóloga, cada vez tengo más iniciativa y herramientas para avanzar hacia lo que quiero en la vida. Y esto yo creo que es el principal beneficio de la practica deportiva en personas que tenemos parálisis cerebral: la independencia, autodeterminación y la toma de decisiones.

Tres beneficios que deberían ser alentados y apoyados también en casa para que el joven que está creciendo y formándose como persona, pueda tener una vida más plena, ganar confianza en sí mismo y confiar más en él.

En mi caso, el deporte también me ha permitido desarrollar mi vida laboral y profesional. Gracias a la Boccia acabé creando la web dxtadaptado.com y una tienda online.

Y me pregunto, ¿Cómo puede ser que un deporte con una proyección internacional tan grande, siendo paralímpico, con siete eventos internacionales con medalla, no consiga el respaldo por parte de patrocinadores?…es algo sobre lo que reflexionaré en futuras entregas… hasta entonces ¿practicas Boccia? ¿no te lanzas a practicar algún deporte por miedo? ¿crees que no podrás hacerlo?…Te leo!!

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *