Por Ana Segoviano

Buenas, amig@s ¿Cómo estáis?

En este artículo quiero hablar baloncesto en silla de ruedas y de lo que significa para mi. Pero antes de eso vamos a aprender un poco de historia sobre el mismo y sus orígenes

El deporte de baloncesto en silla de ruedas surgió en la década de 1940, cuando se desempeñó como tal. Durante 1944, Ludwig Guttmann, a través del programa de rehabilitación en el hospital de Stoke Mandeville, en Aylesbury, Buckinghamshire, Inglaterra, adaptaba a algunos deportes existentes la modalidad de silla de ruedas. El primer antecesor del básquet en silla de ruedas fue conocido como la silla de ruedas Netball.

En torno a la misma época, a partir de 1946, los partidos de baloncesto en silla de ruedas se jugaban, en primer lugar, entre los estadounidenses veteranos de guerra discapacitados. Desde entonces, el deporte se ha extendido por todo el mundo.

Los Juegos de Stoke Mandeville Wheelchair, celebrada en 1947, fueron los primeros juegos que se celebraron e incluía solo a un puñado de participantes (26), y algunos eventos (lanzamiento de bala, jabalina, club de tiro, y tiro con arco).

UN POCO DE HISTORIA

El crecimiento se daba en el número de eventos en silla de ruedas como en los participantes que se esperaban desde años anteriores. La silla de ruedas Netball se introdujo en los Juegos Paralímpicos de 1948. En 1952, un equipo de los Países Bajos, fue invitado a competir con el equipo británico. Esto se convirtió en la primera copa de International Stoke Mandeville-Games (ISMG), un evento que se ha celebrado anualmente desde entonces.

El baloncesto en silla de ruedas, tal como se conoce en la actualidad, se jugó por primera vez en el año de 1956 en la Copa Internacional de Stoke Mandeville-Games. El equipo estadounidense «Pan Am Jets» ganó el torneo.

En 1973, el Organismo Internacional de Juegos de Stoke Mandeville (Federación de ISMGF) estableció la primera sub-sección de baloncesto en silla de ruedas. En ese momento ISMGF fue el organismo gobernante mundial para todos los deportes en silla de ruedas.

Durante 1989, ISMGF cambió el nombre de su sub-sección de baloncesto en silla de ruedas para ser nombrado como la Federación Internacional de Baloncesto en Silla de Ruedas también conocido por el acrónimo IWBF, (sus siglas en inglés).

La independencia total llegó en 1993 cuando la IWBF se convirtió en el organismo mundial de baloncesto en silla de ruedas con total responsabilidad para el desarrollo del deporte. En los años siguientes IWBF creció en el número de miembros; en función del número de Organizaciones Nacionales de Baloncesto en silla de ruedas (NOWB) con programas activos, la Federación Internacional se configura en cuatro zonas geográficas: África, América, Asia/Oceanía y Europa.

MI EXPERIENCIA PERSONAL

Después de haber tratado la historia del baloncesto en silla de ruedas voy a hablar de cómo entre yo en este mundo y lo que significa para mí.

Empecé a jugar al baloncesto con 10-11 años cuando aún estaba en primaria, debido a que una amiga mía del colegio jugaba y me dijo “vente seguro que te lo pasas bien y además así conoces a gente nueva”.

Comencé a jugar en el equipo de Alcobendas, en el que jugaba mi amiga y otras chicas con las que había ido al colegio, pero no habían sido amigas mías, pero a partir de entonces nos empezamos hacer amigas, más aún cuando al año siguiente yo fui al mismo instituto que ellas, luego fuimos a campamentos, a salidas con una Fundación, además de que conocí a gente que fue una parte muy importante de mis amistades en mi adolescencia que sin el baloncesto no hubiera conocido.

Es verdad que muchas de esas personas ya no forman parte de mi vida por diversas causas, pero sí dos de mis mejores amigas comencé a tener relación con ellas gracias al baloncesto y por ello siempre tendré un cariño especial a este deporte.

Actualmente desde hace unos seis años juego al baloncesto en la Fundación Real Madrid, además de la importancia de las amistades es muy importante el hecho de que este deporte ayuda a moverme y a fortalecer los brazos, las manos, a tener mayor resistencia y también activar más el corazón.

Este año por culpa de la pandemia llevo sin ir a jugar casi tres meses y la verdad que lo echo mucho de menos, es un deporte muy entretenido y se conoce a gente muy guay así que os lo recomiendo.

Sí nos interesa este deporte os recomiendo hacer cualquier otro porque la actividad física es muy importante para nosotros las personas con discapacidad y concretamente para las personas con parálisis cerebral, de hecho, yo estoy pensando en apuntarme a otro deporte para conocer a más gente y aumentar mi actividad física.

Esto ha sido todo espero que os haya parecido interesante y os espero en próximas entradas

¡¡¡¡HASTA LA PROXIMA!!!

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

I agree to these terms.