EN MI ADN

Por Patricia Pimentel

Antes que nada me gustaría presentarme. Me llamo Patricia, tengo 34 años y, al igual que mi hermana gemela Rocío, tengo discapacidad física. Para mí, lo más negativo del confinamiento es el estado de nervios y angustia en el que vivimos por todo lo que está pasando, en el mundo en general y en España en particular. Estoy preocupadísima por mis padres y mis hermanos. Lo estoy pasando mal, como tantos españoles. Me pongo el termómetro todos los días y les pido a mis familiares que se lo pongan ellos también, tengo miedo, a veces tengo pesadillas por las noches…

Por Cristina Martín

¡Buenas! Antes de nada sólo espero que estéis todos  y todas sanos y salvos en casa. ¿Cómo lleváis la cuarentena? Yo tengo que reconoceros que depende un poco del día. Intento  recordarme que en esta situación es normal sentirse triste de vez en cuando y no tener ganas de nada. Pero para intentar que esa sensación no me ahogue todos los días, intento seguir los consejos del Colegio Oficial de Psicólogos que os dejo por aquí. Los he adaptado un poco a mí (nuestra) situación que ya sabemos que es un poco diferente. Así que vengo a contarte que es lo que hago (y lo que tú puedes hacer) para sobrellevar la cuarentena.

Por Cristina Martín

¡Buenas! Mi entrada de hoy está dedicada a las mujeres (en especial a las mujeres con discapacidad) que para eso marzo es nuestro mes. Quiero tratar un tema del que por desgracia no se oye hablar mucho: la posibilidad de las mujeres con discapacidad de ser madres. Personalmente, este tema es algo que nunca me había planteado en serio. En parte, porque soy joven y no me veo con la madurez suficiente para ser madre. Pero reconozco que las veces que se me ha pasado por la cabeza como plan de futuro siempre me entraban dudas de si de verdad sería posible. Esas dudas desaparecieron hace un par de semanas, gracias a que tuve la oportunidad de acudir a las Jornadas Mujeres y Discapacidad: “Mitos y Realidades de la Maternidad” organizadas por el Proyecto Europeo RISEWISE (que da lugar a un grupo de investigación internacional de estudiantes con discapacidad) y AFADIS-UCM que se celebraron el 13 de febrero. Por eso he querido traeros una pequeña crónica.

Por Cristina Martín

¡Buenas! Este mes aprovechando que se acerca San Valentín pretendía hablar de las personas con discapacidad como objeto de atracción romántica. Quería hablar más concretamente de los clichés (ideas, normalmente erróneas que se repiten porque hacen que una historia sea atractiva) que se encuentran en las historias de ficción (porque desde la ficción siempre es más fácil poner ejemplos que todos podamos entender). Además, creo que es una buena forma de intentar cumplir uno de los propósitos (enlace; http://blog.aspacemadrid.org/index.php/2020/01/02/queridas-reinas-magas-estos-son-nuestros-deseos-para-2020/) que os comenté en la pasada entrada, una manera de contribuir a que nuestra representación en ficción sea más conocida

Por Cristina Martín

Buenas a todos! Antes de nada, felices fiestas. La entrada de hoy es un poco diferente. Por estas fechas quería hacer algo especial y os pedí ayuda por Twitter para recopilar deseos que como personas con discapacidad nos gustaría que se cumplieran en 2020. Y así, gracias a la colaboración de Clara, Enara, Alicia, Irene y Elena os traigo nuestra lista de deseos. Gracias chicas, espero transmitir vuestras palabras cómo se merecen.

Por Cristina Martín

¡Buenas! Hoy vamos a seguir hablando de algo que ya comentamos  en mi entrada del especial #DaleLaVuelta, pero creo que es importante seguir desarrollando: la accesibilidad en el transporte público en especial en el metro de Madrid. Creo que el metro es una herramienta fundamental en el desarrollo de la vida independiente de las personas con parálisis cerebral que, como yo, no se ven capaces (o no quieren) conducir por mucho que existan coches adaptados. Cuenta con facilidades que aunque tienen algunos fallos (que ahora comentaremos) tratan de garantizar la accesibilidad.

Por Cristina Martin

¡Hola a todos y todas! Este mes quiero hablaros de las aventuras de un par de hermanos que desde hace un tiempo se han convertido en un ejemplo increíble de que la vida (con parálisis cerebral o sin ella) es un “camino sin límites” Me refiero a Oliver y Juan Luis, dos hermanos  granadinos que en 2016 demostraron que es posible vivir la experiencia del Camino de Santiago “regular” en silla de ruedas  (sin recurrir a las opciones accesibles). Oliver quería vivir con su hermano pequeño (a quienes todos llaman cariñosamente “Juanlu y que tiene  parálisis cerebral)” la experiencia del Camino al 100%. Fueron documentando su aventura por redes sociales (Facebook, Instagram y el canal de Youtube de OliverTrip) (enlace: https://www.youtube.com/channel/UC3SQCrG207J8W3bFMJXAq6g) e incluso llegaron a grabar un documental dirigido por Joan Planas que se estrenó en marzo del año pasado: Camino sin límites, la película. La historia sorprendió tanto que llegó a ser presentada en festivales internacionales.

Por Sabrina Balén Carreño

Como personas con diversidad funcional, las mujeres con parálisis cerebral estamos acostumbradas a reivindicar nuestros derechos como seres humanos, pero, sólo de palabra dado que, en raras ocasiones, se nos toma en cuenta para que tengamos mayor presencia en los distintos ámbitos sociales.  Por ejemplo, la política. El pasado día 17 de junio, poco antes del comienzo del periodo estival, el Comité Español de Representantes de las Personas con Discapacidad, (CERMI), a través de su delegación de la Comunidad Valenciana, organizó el I Encuentro Autonómico de Empoderamiento para mujeres con discapacidad en el ámbito político, al que yo tuve el placer de estar invitada, ya que llevo una vida bastante activa y participativa dentro del movimiento asociativo.

Por Sabrina Balén Carreño

En esta ocasión voy a tratar un tema que sigue afectando de forma directa a las personas con parálisis cerebral, a pesar de existir una convención de derechos de las personas con diversidad funcional, que ya es fuerte que, existiendo los derechos humanos, los de las personas con discapacidad se tengan que salvaguardar aparte. Pero ese no es el punto que me impulsa a escribir hoy, sino que en pleno siglo XXI se siguen vulnerando una y otra vez, de manera sistemática, e incluso compulsiva los de las personas con alguna limitación, cognitiva, sensorial, o física, por tanto, podemos deducir, que las personas con parálisis cerebral no están, ni mucho menos, excluidas de la continua intromisión en sus derechos.

Por Raúl Iván Perales

  1. Resulta de más surrealista ir paseando por tu localidad solo, con tu silla de ruedas eléctrica, de repente tienes sed, te detienes en una terraza de un bar para tomar algo y ves al camarero con cara póker esperando a tu supuesto acompañarte. Cuando pasa ese momento incomodo, le dices que vas solo, y que quieres que te sirva.
  2. Cuando entras en un pub o en alguna discoteca, te vas a la barra a pedirle al camarero una bebida espirituosa, me pregunto ¿por qué siempre existe ese momento de pausa, incomoda donde el camarero busca la mirada de aprobación de tu acompañante para servirte lo que le has pedido?. Y tu mientras piensas para ti el porqué el hecho de estar sentado en una silla de ruedas, te hace bajar tanto tu estatus de persona para una gran cantidad de gente.