Por Irene Martínez

Hola gente, ¿Cómo estáis? Se nos presenta una semana santa diferente y por desgracia no podemos salir de nuestra comunidad, en cambio podemos aprovechar los planes de ocio que se nos ofrece dentro de nuestra comunidad. Pero os lanzo una pregunta ¿Qué pasa cuando una quiere organizar sus días de vacaciones y empieza por buscar ofertas de ocio que pueda realizar?

Supongo que habéis oído hablar sobre las múltiples asociaciones/ fundaciones que hay que ofrecen servicio de ocio a las personas con discapacidad ¿verdad? Y seguro que también os suena que hay un sinfín de ellas según en la comunidad que me leáis, ¿no es así? Bien, lo cierto es que sí, hay muchas, pero con bastantes limitaciones. La mayoría de ellas están destinadas a aquellas personas que tienen discapacidad intelectual o más severa, otras puede que sea para personas con discapacidad física, pero, en la mayoría de los casos con límite de edad.

Tengo 26 años y tengo un grupo de amigas muy reducido, pero me considero afortunada de poder tener cierto grupo social. Anteriormente he estado en una fundación desde chiquitita, pero esa fundación, como todos avanzamos y nos renovamos ¿Qué pasó? Que se centró más en las personas con discapacidad psíquica o severa, excluyendo poco a poco a las personas con discapacidad física. Que ¡ojo! Totalmente a favor, pero al ir a buscar más asociaciones o fundaciones que me dieran esta necesidad que necesito, porque os recuerdo que está dentro de las necesidades básicas de Maslow y Maslow no excluía a nadie en esa pirámide, no encontré absolutamente ninguna que tuviera lo que yo buscaba.

Y ahora yo… me pregunto ¿Las personas con discapacidad física mayores de edad no tenemos derecho a estos servicios? ¿Por qué nos excluyen? Como opinión personal, creo que es que piensan que al ser mayores de edad tenemos más independencia y más relaciones sociales que posiblemente otro grupo con otro tipo de características. Pero se equivocan y mucho. Hay mucha gente con discapacidad física y mayor de edad que no tiene, digámoslo así esa “suerte” de inclusión en su entorno o que no tiene recursos o medios para tener una vida social como la que tendría una persona sin discapacidad o como lo que estos servicios destinados a otro tipo de personas ofrece.

La sociedad aun no incluye a las personas con discapacidad, hablamos mucho de inclusión pero ahora mismo la inclusión que hay siento que es obligada. Pensemos: La mayoría de los casos de las personas con discapacidad, después de las clases, de terminar su formación o incluso después del trabajo no tienen vida social, porque sus compañeros no les incluyen en los planes. La inclusión que hay es de boquita, pero la realidad es que cuando un adolescente sale de clase si no tiene “suerte” con su clase, ese adolescente se va a quedar en su casa mientras sus compañeros se toman cervezas como cualquier adolescente. Aquí habría que cambiar muchos factores porque, tiene mucho que ver la educación que estamos teniendo, la educación familiar y una serie de cosas. Pero, lo que digo es que no hay que presuponer, no por ser una persona con discapacidad física, sin ninguna otra característica más que su impedimento o su patología motora, se juzgue indebidamente y se crea que esa persona tiene vida social, porque creedme que hay bastantes prejuicios, bastantes mitos y bastantes cosas que hay que eliminar porque a día de hoy predomina todo esto y esto causa que la sociedad no incluya a las personas con discapacidad con naturalidad.

Otra de las cosas de las cuales tenemos derecho a participar es, a los viajes. La asociación a la que iba, hacían viajes de verano, semana santa, navidad, etc. Y por motivos de lo primero que os he comentado, no voy porque siento que estoy fuera de lugar, no estoy cómoda más que nada por el simple hecho de que no puedo socializar y no me veo del todo representada. Hay asociaciones o fundaciones que hacen viajes adaptados en grupo, un estilo a campamentos pero te obliga a que si tú eres una persona dependiente, te lleves a una persona y encima que esa persona se pague todo ¿Me explicáis? Porque yo no lo entiendo, o sea tenemos que pagarnos nosotros nuestro viaje que no es que sea barato que digamos, y encima nuestro acompañante también tiene que pagar ¿Y si no tenemos acompañante? ¿Y si no nos llega para los dos viajes? Creo que deberían de dar más facilidades en el tema del ocio, tanto asociaciones que hagan servicios de ocio dentro de la ciudad que los que hacen fuera porque hay que tener en cuenta que si vamos a este tipo de asociaciones es por necesidad porque no hay otra alternativa, no porque queramos, realmente lo que queremos es cubrir una necesidad que una persona sin discapacidad tiene sin problema y nosotros no, por el simple hecho de tener discapacidad, por lo tanto no creo que sea justo tener tantos obstáculos en este sentido y tampoco veo que tenga sentido que nos pongan obstáculos dentro del colectivo de la discapacidad.

Creo que dentro del colectivo de personas con discapacidad hay cierta exclusión entre unos grupos y otros por parte de las organizaciones y me parece un poco absurdo que estemos luchando en la misma guerra y al mismo tiempo tengamos exclusiones dentro de los mismos luchadores. Si queremos inclusión, accesibilidad, respeto y  una amplia variedad de colores en el mundo, deberíamos tener las mismas oportunidades todos.

¿Y vosotros? ¿Qué pensáis sobre esto?

Puede que también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *