Disculpe, no hay publicaciones para sus criterios.
A MI MANERA, EN MI ADN / 22.07.2020

Por Patricia Pimentel

Antes que nada me gustaría presentarme. Me llamo Patricia, tengo 35 años tengo parálisis cerebral lo que afecta fundamentalmente a mi capacidad motórica. Desde siempre me ha gustado la música, me compaña en todo momento en mi vida. En el mes de diciembre le pregunte a mi madre: - Mami, ¿me puedo apuntar al próximo casting de Got Talent? - me dijo claro que sí.
A MI MANERA, EN MI ADN, IN-DEPENDIENTE / 26.06.2020

Por Cristina Martín

¡Buenas! ¿Cómo estáis? Hoy vengo de nuevo a hablaros de libros con representación de diversidad funcional. En febrero hablamos de la necesidad de representación romántica  y este mes el tema no podía ser otro que nuestra representación dentro de la diversidad sexual. El mes de junio se considera el mes del orgullo LGTBI+ aunque si no me equivoco se celebra sobre todo en la última semana de este mes. Sin embargo, en la comunidad literaria hay una iniciativa llamada #LeeOrgullo que consiste en leer libros que tengan este tipo de representación entre sus personajes durante todo el mes de junio. Este es ya mi tercer año participando, pero es la primera vez que me he encontrado con varias lecturas que cruzan ese tipo de diversidad con la funcional (sus personajes LGTBI tienen además algún tipo de discapacidad) y he querido aprovechar para hablaros ellas.
A MI MANERA, IN-DEPENDIENTE / 04.06.2020

Por Sabrina Balén Carreño

Estoy con vosotras de nuevo, porque siento la necesidad de seguir transmitiendo fuerza y ánimo, quise dar un enfoque algo diferente en el artículo anterior Peinetas pa' el corona virus, sugiriendo ideas para poner en marcha la creatividad tanto de las personas con parálisis cerebral y sus familiares, como de cualquiera, que quiera poner en práctica alguna de las actividades, que propuse. En esta ocasión quiero transmitir que entiendo la angustia y preocupación, de todas y cada una de las personas que me estáis leyendo, por la situación de confinamiento, que estamos viviendo, así como el agobio que sentimos ante la posibilidad de que alguien a quien queremos enferme, y más, si como es mi caso, tienes a tus familiares lejos. A Dios gracias que existen las nuevas tecnologías, que nos permiten acercarnos a familiares y amigos, verles y oírles  desde la distancia, asegurándonos de que están bien, lo que nos ayuda a minimizar nuestro nivel de ansiedad.